CRECER  EN GYE SIENDO  LGBTIQ+

ETIQUETAS:

“Creo que, como para todos, es complicado, sobretodo en la infancia y durante la adolescencia.

Fue un tabú, para mí fue un tabú. Era una situación de la que nadie quería hablar, ni afrontar.  Hasta cierto punto parece un sueño.

En mi caso, desde muy pequeño exploré la bisexualidad. Fui abierto sexualmente desde las cuatro o cinco años. Pero fue recién a los diecisiete años que me acepté como era. Ahora, que soy mayor puedo mezclar los términos. En aquel momento no sabía nada, no sabía como sentirme. La influencia de mis padres no me dejaba saber quién yo era. Solo que me gustaban los niños y las niñas. Me dejaba llevar mucho por mis impulsos y ya.

Creces y te das cuenta de muchos factores: qué es el amor para ti, qué es el sexo para ti que lo más importante que tu consideras tener al lado tuyo como pareja, y así buscar la idea del amor. Yo trato de darle más valor a la parte humana, esa ha sido mi convicción.

Crecer en Guayaquil siendo LGBT, es especial siendo bisexual ha sido difícil.”