SIEMPRE FUE UN TEMA TABÚ

ETIQUETAS:

“Siempre he tenido sentimientos súper fuertes. Me acuerdo que desde que era chiquito, los niños me parecían guapos. Pensaba que tal o cual niño era guapo o me gustaba y así. Pero era un tema que no lo externalizaba, porque yo sabía que si decía estas cosas, no estaba bien.

No sé, era como que sabía que en la sociedad no se veía bien, y al mismo tiempo pensaba que era lo correcto, así era yo y eso era lo que estaba bien. Ser como realmente me sentía.

Pero lo callé. Nunca busqué el momento indicado o el espacio para decirlo. Solo me callé, y esperé que algún día llegara ese momento.

Creo que igual mi familia siempre lo supo, y por eso yo fui así desde chiquito.

Una vez mi mamá me encontró con un vestido de ella, y medio me retó, pero también lo tomó como un juego. Un juego de niños. Era como esta cosa tabú, que todos dentro de la familia saben que pasa pero nunca se habla del tema, ni le vayas a decir a nadie fuera de la casa.

De todas formas fue un ambiente de amor en el que crecí, y eso me ayudó.”